Prepárate para recibir un masaje relajante | Centro Naturista Daniel Arreola
Ejercicios de drenaje linfático que te sorprenderán
17 junio, 2019
¡ Zumoterapia para curarte !
16 julio, 2019

El estrés diario con las tensiones del trabajo, preocupaciones por nuestra familia, hogar, malas posturas o falta de descanso, son algunas de las causas para desencadenar dolores musculares, ¡por lo que seguramente necesitas un masaje relajante!

Estos síntomas son señales de que tu cuerpo necesita de manera urgente descanso y terapia que lo alivien, es por eso que los masajes relajantes son una gran opción. Además de conseguir aliviar áreas donde se acumula la tensión, aumenta la circulación de la sangre, lo que propicia que las personas experimenten mucha paz y tranquilidad.

Aunque a la mayoría de nosotros nos gusta vivir la experiencia de un buen masaje, lo cierto es que no todas las personas son conocedoras de los procedimientos requeridos ni de la anatomía humana. En DAR queremos compartirte algunos consejos de cómo prepararte para recibirlo de mano de los expertos y aprovecharlo al máximo.

 

 

Preparación necesaria

Debido a que son puramente sensitivos, además del sentido del tacto, influyen otros factores que pueden influir en que nos sintamos mucho más relajados. 

  • Lo primero que debe considerarse si lo que se quiere es potenciar la sensación de tranquilidad, es trabajar en la ambientación: iluminación tenue, música instrumental, preferentemente sin voz porque puede distraernos, así como rociar alguna fragancia suave por la habitación o por medio de velas e inciensos 
  • Otro de los aspectos que deben ser considerados para dar un buen masaje es contemplar los materiales que necesitamos: toallas, servilletas, crema o aceites esenciales. 
  • Tener en cuenta las posturas durante la terapia para evitar problemas de salud. Aunque lo más común es que ésta sea acostada bocabajo, existen otras que igualmente se realizan, ¡lo importante es que estés cómoda!

¿Qué partes de mi cuerpo necesitan mayor atención?

La zona cervical y los hombros sin duda son las partes que más lo agradecen, ya que es aquí donde se concentran muchas de nuestras emociones. Lo mejor es aplicar el aceite y esparcirlo con movimientos alargados. Para la técnica de amasamiento o de presión, deben hacerse círculos con los dedos de forma cuidadosa. Los movimientos a la hora de masajear, deben ir siempre hacia arriba para ir en el mismo sentido del flujo sanguíneo que va hacia el corazón.

En DAR sabemos lo importante que estar bien por dentro, para sentirte bien por fuera. Es por eso que recientemente incluimos en nuestra lista de terapias los masajes relajantes que además de llenarte de calma, otorgarán beneficios a tu salud. 

¡Visítanos y descubre la magia de nuestras manos expertas!

Queremos escucharte: m.me/ElGrulloDAR